Cadence Weapon - Afterparty Babies


No tenía ni idea de quién era Cadence Weapon, ni de que en Canadá hacían Hip Hop, pensaba que allí estaban todo el día haciendo rock épico con arreglos orquestales o folk con arreglos orquestales o arreglos orquestales, simplemente.
Me meto en la Wikipedia y me entero de que su padre era DJ, de que ha colaborado haciendo reseñas de Hip Hop en Stylus y en Pitchfork y de que es amigo de Owen Pallett, el de Final Fantasy, de hecho han girado juntos en los últimos años (en youtube hay una buena muestra de ello: micro, dos platos y un violín compartiendo el escenario). Así que es de imaginar que sus discos tendrán una valoración estupenda entre la crítica especializada y que tengan alguna base pop. Es el caso.
Cadence Weapon tiene aspecto sanote, joven y limpio, algo así como el Mos Def de ¨Rebobine, por favor¨, y eso se nota en su disco. No hay ningún discurso rancio en su recitado, suena moderno y variado, vaciado de los topicazos del país de al lado.
El tipo controla los resortes de la electrónica de nuestros días de un modo sencillo, los conoce y los adapta al hip hop de forma agradable y asequible para cualquier oído con gusto, se quita de encima el rollo enciclopédico de tipos como Prefuse o Four Tet y no parece que le interesen mucho los discos de Anticon, con todo ese rollo experimental que acaba sonando a Pavement y a Weezer.
Hay mucho pop en este disco, pero el pop tal y como lo entienden Dizzee Rascal o Wiley, que no como lo utiliza Kanye West. Si el hit del año puede ser el ¨wearing my rolex¨de Wiley, ¨Limited Edition OJ Slammer¨ , ¨True Story¨ o ¨House Music¨ podrían ser perfectamente Top 2.

Un disco más que entretenido para este verano. No te va a cambiar la vida ni va a cambiar el rumbo del rap para la próxima década pero te lo pasas muy bien. Y de eso va lo de escuchar discos.

Julien Sorel le pone al disco un 7.

Compra este super disco de la música más moderna y actual llamado Cadence Weapon - Afterparty Babies

 

1 comentarios:

Freddy dijo...

la portada es INCREIBLE.